Personalidad e interiorismo

20Abr

Personalidad e interiorismo

– En el corazón de Querétaro aparece en escena esta antigua casona que fue parte del convento de Santa Clara, decorada con vestigios de finales de siglo XVII  y XIX, es un concepto que mezcla lo antiguo con un toque contemporaneo. Gracias al exquisito estilo de su propietaria María de Jesús Narváez Crespo, aquí lo sencillo  y el lujo se dan la mano en una fusión perfecta.

– Las habitaciones, pasillos y patios armonizan, por ejemplo, con un sillón estilo Luis XIV, una lámpara de caracol de latón del siglo XVIII, vitrinas de madera, lamparas art déco  o bicicletas estilo vintage.

En este escenario se involucra el arte con cuadros originales de José Luis Cuevas, Knut Pani, Vicente Rojo, Gabriel Macotela y Francisco Castro Leñero, que enriquece la propuesta visual.

– Los detalles son tan cuidadosos que los llaveros y las placas de las habitaciones son piezas de orfebrería únicas, diseñadas por Jorge Bautista

– El punto centra de la construcción es un árbol de naranjo con más d 100 años de antigüedad, de ahí el concepto de que cada habitación tenga su propia decoración, espacio y el nombre de un árbol.

-Para un respiro no hay como el spa, en dónde la selecta carta de rituales son una experiencia de relajación y rejuvenecimiento, como el cotizado ritual del amor   que ayuda a afianzar la relación de pareja.

El toque fabuloso es su jacuzzi al aire libre.

– En su restaurante se consiente al paladar, principalmete con sus tradiciones desayunos como los memorables chilaquiles y huevos al chipotle- recetas heredadas de varias generaciones-, o as deliciosas cenas en la terraza, acompañadas de música de tríos, en un ambiente romántico.

LEAVE A COMMENT