Hidratación Interior

20Abr

Si deseas tener una piel suave al tacto y con un semblante joven y fresco, es necesario hidratarla todos los días y dedicar un poco de tiempo a su cuidado. De lo contrario, corres el riesgo de que se reseque y aparezcan escamas además de arrugas y manchas prematuras. No es estrictamente obligatorio recurrir a productos comerciales para ello, pues hay productos naturales y sencillas técnicas que te ayudarán a revitalizar tu piel desde el interior. Presta atención a este artículo y descubre cómo hidratar la piel de manera natural, una opción súper efectiva y económica a la vez.

Bebe 8 vasos de agua al día

Hidratar la piel por fuera no da resultado si previamente no la mantenemos bien hidratada desde el interior. Es por ello que lo más importante para lucir una piel radiante, hermosa y joven es beber abundante agua durante todo el día, concretamente un mínimo de 7 u 8 vasos diarios. Algo tan simple evitará que la piel pierda elasticidad y flexibilidad de forma prematura, logrando así prevenir el envejecimiento y la aparición de imperfecciones en el cuerpo como las antiestéticas estrías.

No dudes en completar la hidratación interna con una dieta que incluya nutrientes buenos para la dermis la vitamina C, los antioxidantes y el omega 3. Descubre en el siguiente artículo Cuáles son los mejores alimentos para la piel y empieza ya a consumirlos.

Infusiones buenas para la piel

Otra forma de hidratar la piel de manera natural y desde el interior es mediante el consumo de algunas infusiones como el té verde, la manzanilla, el romero o la lavanda o el té blanco. Todas ellas cuentas con propiedades excelentes para mantener la piel saludable, proporcionarle más vitalidad y humectarla desde las capas más profundas hasta las más superficiales.

Además de tomarlas a modo de infusión, muchas de ellas son perfectas para aplicarlas directamente sobre la piel y embellecerla. Si quieres saber de qué forma emplearlas, no te pierdas los siguientes artículos:

Aceites naturales

No hay mejor fórmula para regenerar, hidratar y rejuvenecer la piel en profundidad que la aplicación de algunos aceites que nos brinda la naturaleza. Entre los más efectivos para el cuidado de la piel tanto del cuerpo como del rostro encontramos el aceite de oliva, el aceite de almendras, el aceite de argán, el aceite de jojoba, el aceite de rosa mosqueta y el aceite de sésamo.

LEAVE A COMMENT